1 may. 2011

Abuelo


Existes...
para ti, no existo.
Viví quizás en algun momento
en tu mundo arcaico,
en tu mundo de dictaduras
y de golpes de estado.
Viví quizás en el espacio
que ocupó la lástima
ante una cristura débil.
Quería seguir viviendo
Si que lo queria !
ansiaba esperarte cada cumpleaños
para cantarte canciones de la Violeta
o esos villancicos que tanto te gustaban.
Quería vivir
pero acabaste con mi recuerdo.
Quería seguir cantando,
pero mi voz se hizo polvo
recogido por el viento
que habita en tu memoria.
Y mientras tú te encoges
y apagas de a poco la llama de tu vida,
yo te sostengo, te miro
sonrío.

-¿Quién es usted, señorita?
-Tu nieta, Tata... vengo a contarte tu vida, de nuevo

como todos los días...

1 comentario:

  1. Nos ha pasado a todos cuando nos hacemos viejos, en alguna medida, en algún aspecto, es parte de los sueños, para todo hay un despertar, porque nada es para siempre, he ahí lo bello.

    ResponderEliminar