26 ago. 2011

Imagino que recuerdo...

Cuéntame de nuevo esa historia, papá,
hace tantos años que no la escucho
desde que mis manos eran
no mas grandes que una mandarina,
desde que mis sueños eran
mas grandes que el mundo entero.

Cuéntame de nuevo esa historia, papá
donde la niña de oro mordía el llanto
mientras tu me abrazabas con la mente
desde muy... muy lejos...

Cuéntame de nuevo tu historia, papá
que puede que yo jamás...
te cuente la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario