6 sept. 2014

El arcano sin nombre



Y en el cuerpo, manchas grises
desatadas como sardinas,
purulentas, artefactas, desteñidas
capaces de transmutarse en el ocaso
ven desde si mismas, desde el ojo eterno
no es más que una vez lo mismo
mil veces distinto, muerte
-permanente impermanencia-
realidad cruda y asumida
el cuerpo extinguido antes del tercer canto
te dará la bienvenida
boca que consumes muerte
asumidlo!
el dolor no dolor y sus procesos
estampan mas de dos caras en tu prisma
en tu templo degenerado.
Desnuda tus ataduras hasta que hiervan
en la alquimia y el oro
ser la conciencia misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario