12 mar. 2011

Reflexión

 Me di cuenta que no podemos escapar, por mas que queramos cada vez las casas de cemento y las bestias en cuatro ruedas nos dominan y quedan menos lugares donde incluso, sentir el aroma de una flor.
 Como consecuencia hoy decido salir, caminar bajo el mando de la neblina que cubre la ciudad, es sábado, dulce sabado sin obligaciones...
 Me siento indiferente frente al mar, pienso en qué sentiran las rocas al agua chocar contra ellas, veo las ondas disparadas de un mar que fue arrebatado por el humano, de un mar que cada vez se consume, pero volverá a sus raices, cuando se le acabe la pasciencia.
 Veo un sol aparecer sobre las nubes, el espectáculo mas hermoso que nos puede brindar el cielo, el simple hecho de Aparecer, nacer, renacer.
 Cierro los ojos y escucho los autos que sobre la calle pasan, imponiendo su autoridad sobre los árboles.. (te puedo derribar con un solo choque, gritan).
 A lo lejos escucho pájaros.. ¡SI! pájaros! y recuerdo que ellos aun siguen alli, que la ciudad y el sistema de libre mercado, que las obligaciones, el odio, la paz de mentira y la tristeza es solo un disfraz de la escencia, de lo sublime... todo sigue alli, dormido, impaciente por despertar, dando gritos sordos a los transeúntes.
 Entonces logro un estado, completamente sobria y conciente, un estado de sueños... escucho el sonido del mar, el canto de los pájaros, el andar del caracol, el zancudo que me revolotea, el viento.. si! el Viento sobre las nubes y acariciando los árboles, mis lágrimas no me piden permiso para salir, sin embargo no las retengo, es todo tan hermoso, es todo tan real, la magia existe, la magia existe en el que se te acerque un perro, en que caiga una hoja sobre tu cabeza siendo que pudo haber caido en otra ocasion, en el recibir un abrazo, en encontrar un trebol de cuatro hojas, en escuchar música, qué es la musica!?, en amar, el llorar, en SENTIR...
 Qué mas debe suceder para que nos demos cuenta de esto? qué mas esperas? me pregunto...
 Qué mas pruebas necesitas para darte cuenta de que el mundo pide a gritos tu atención como un bebé recien nacido con hambre... con hambre de tu amor.
 Nadie es superior ni inferior que otro ser, cuando descubramos eso, pdremos vivir en paz, hasta se entonces, sigue mirando tele.


1 comentario: