7 jul. 2012

Vacío

No puedo mas que agradecer
cada espacio/tiempo de la existencia
de todo ser, de toda sensación en este mundo.
No puedo mas que sorprenderme
cada vez que se enredan las lenguas oxidadas
nuevas y viejas, lenguas derretidas como mantequilla
lenguas del norte, lenguas del sur.
Los del sur se ríen cuando los del Norte tienen frío.
Los del norte cobijan dudas existenciales bajo los brazos,
y no quiero pesares de tanto pensar
y no quiero despertar
y no quiero triturar ni mascar los recuerdos de tanta yerba.
No quiero que desaparezcan los estragos del viento,
pero todos intuimos lo que sucederá,
todos sabemos el final de nuestra historia
como si la conciencia viniera de regreso en nuestra vida
mientras nuestro cuerpo recién nace.
Tal vez por eso cuando niños somos infinitamente sabios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario