5 ago. 2016

Resistencia


Anclarse a las afinidades y aferrarse con amor y sinceridad, 
las desiciones nos llevan a distintos planos irreversibles. 
Por eso no hay que mentirse a uno mismo, 
para no ir por fractales con formas equivocadas y desdichadas. 
Anclarse y jugar, destapar la tela gris que cubre nuestros ojos 
para ver la verdadera forma que le damos al mundo. 
Te succionan desde su gravedad marítima que parece irresistible, 
resiste, resistir desde uno mismo con sus convicciones y sus sueños
 y sus alegrías y su sentido de la vida.

Amarse, descartucharse, abrirse a nuevas posibilidades de ver, 

de sentir, de ser, mirarse uno mismo en los ojos de tu compañero de asiento del metro.

Soltarse sin aprensiones confiando en la infinita sabiduría que llevamos dentro. 

Si, que llevamos muy dentro, y que sabe escuchar las sincronías 
y que sabe escuchar tus lamentos, porque hay lamentos tristes, 
lamentos lamentables, cuando olvidamos lo divino que en nosotros habita. 
La autenticidad, la Autenticidad de ti, tú, único, 
único en el universo, único en tu combinación y existencia. 
Único y respeta lo único... respeta y resiste y mata al tirano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario